LA CUENTA LARGA, LAS ANTIGUAS PROFESÍAS MAYAS y EL SOLSTICIO DE 2012.

PROPUESTA DE EXPLICACIÓN A I.M.ORTUNO  

LA CUENTA LARGA,  LAS ANTIGUAS PROFESÍAS MAYAS y EL SOLSTICIO DE 2012.

Por Jesús Solís Alpuche

Como todo lo que despierta incertidumbre, las antiguas profecías mayas desde hace mucho son objeto de un intenso debate, que al acercarse el solsticio de invierno de 2012, fecha  que marca el fin de la cuenta larga, adquieren más interés porque, varios intérpretes del calendario lo relaciones con visiones y predicciones como las de Nostradamus, o el mismo Apocalipsis bíblico de San Juan en el Nuevo Testamento.

El objetivo de estas notas no es interpretar las profecías mayas, si es que las hubo, o las hay en los códices y testimonio pétreos que son nuestro patrimonio, no tengo el alcance para la lectura de ese gran legado que nos heredaron para que alguna vez se comprendiera  la importancia del futuro. Sólo propongo una explicación respecto a la duda expresada en Por Esto, 23 de abril por “I.M. Ortuno” en una de sus notas “Mayas” que observa,  hay aparente contradicción de numerales (fechas) entre los trabajos de “Laura del aMor a…” y Edgar Rodriguez Cimé, publicadas el 15 y el 17 de abril.

Laura se remite a Diego de Landa que aunque no comprendía la espiritualidad y menos las ciencias calendáricas, astronómicas y matemáticas de los mayas si sabía el significado de la fecha del Katún 4 Ahau que significaba, algo así como un principio (O el final) de un ciclo que terminaba en la fecha 4 Ahau solamente un vez cada 5,125 años… Y la última vez que esto sucedió (según el cronista) fue en agosto 11 de 3114 Antes de Cristo, el día que  los dioses crearon a los hombres del maíz, el próximo acontecimiento será en diciembre 21 del 2012, día en que los Dioses supuestamente destruirán la tierra”.

En su “Segundo Encuentro sobre Interpretación del Solsticio 2012” Rodríguez Cimé dice que cuando en Europa oficialmente se afirmaba que la tierra era plana, los sabios mayas ya sabían que nuestro sistema solar tiene ciclos galácticos de 25,625 años terrestres y le daban seguimiento a una Cuenta Larga de 5,125 años, cuyo registro se inicia el año 3013 Antes de Cristo y concluye el 22 de diciembre de 2012 con el último Katún de nuestra Era.

Rodríguez Cimé también dice que el ciclo de 25,625 años, se asemejan a un día galáctico (con su respectiva noche de 12,812 años del que posiblemente estemos saliendo) con  sus respectivas estaciones, cinco en total de 5,125, que es como un palpitar en que se reordena cada vez mejor todo el universo. La confusión de Edgar está en llamar a los años terrestres “katunes”, y la confusión probable más evidente entre los dos comentaristas, que señala I.M. Ortuno es que Laura dice que “la última vez que esto sucedió fue en agosto 11 de 3114 A.C. y Edgar que los mayas le daban seguimiento a una Cuenta Larga de 5,125 años, cuyo registro se inicia el 11 de agosto de 3013 A.C. que lógicamente ambos refieren al mismo acontecimiento del inicio de La Cuenta larga con un año de diferencia, cuya  la observación es correcta y digna de explicar.

Los mayas alcanzaron a medir el tiempo con gran exactitud con cuatro sistemas diferentes, y cada uno con diferentes propósitos. El primer calendario fue el Tzol kín, correspondía a períodos de 20 trecenas, es decir de 260 días, que servía para contactar con las diferentes deidades, reflexionar sobre el paso del tiempo y el destino de los pueblos y las personalidades que supone hasta su código genético.

El calendario agrícola era para programas las siembras y cosechas de los alimentos básicos y se regía por el tiempo que tarda la tierra en darle la vuelta al sol en 365 días y 6 horas. Constaba de 18 meses de a 20 días que sumaban 300, más 5 días extra. Cada 4 años, se hacía el ajuste de un día más,  como ahora con los años bisiestos. Así mismo, combinaban estos dos ciclos, de 260 por 360, en la llamada rueda calendárica, que se repetía en forma igual sólo cada 52 años.

Para que a los mayas no les sucediera lo que en otros pueblos, que se usó solamente este calendario que por su combinación, las fechas de los grandes acontecimientos podían parecer inciertas, pues podía pertenecer a cualquiera de los diferentes ciclos de 52 años, desarrollaron la Cuenta Larga que empleaba medidas básicas: Kin (Un día); Uinal (mes de 20 días); Tun (año de 18 uinales o 360 días); Katún (20 tunes o 7,200 días) Baktún (20 katunes o 144,000 días).

Esta forma de agrupar los años de 20 en 20, en forma semejante a su numeración vigesimal, permitió a nuestros antepasados hacer grandes cálculos de miles de años de nuestra civilización, ya sea hacia el pasado o hacia el futuro, ya que existen inscripciones que registran millones de años. Nada que ver, con la interpretación trillada, que el 20 era clave solo para facilitar sus cuentas porque era el número de dedos con que contaban.

Pero aterricemos en la duda de I.M. Otuno: La Cuenta Larga maya que consta de 5,125 años  y que para muchos se inicia el 11 de agosto de 3013 y para otros en 3114 y concluye, definitivamente en 21 de diciembre de 2012, tiene su diferencia en el año cero de la Era Cristiana, que toma en cuenta la Correlación “GMT” según la cual el punto cero maya tuvo 11 bakunes y 16 katunes antes del 14 de noviembre de 1539; así los investigadores  S. Morley,  J. Hernández  y  J. Tompson dieron por cierta la fecha 11 de agosto de 3113 a C, pero los que toman en cuenta el año cero ajustan el cálculo en un año de diferencia a los que NO tomamos en cuenta el año cero, porque la era en que vivimos sólo es parte de la misma Cuenta Larga Maya hasta el 21 de diciembre del 2012. chantzacan@hotmail.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s